Belleza

Las arrugas y la firmeza del rostro – Remedios naturales

Qué miras todas las mañanas al levantarte, cuando te paras frente al espejo? ¿Cómo tienes el pelo o cuántas arrugas te salieron durante la noche? Si contestaste que sí a la segunda opción, lo más probable es que tengas más de 40 años y el tiempo haya empezado a dejar algunas huellas en tu piel. Y aunque tus arrugas todavía no se noten, aunque tu marido te diga que estás divina y tus amigas te aseguren que ves visiones, vos sabes que están, y eso alcanza para amargarte los días y las noches.

La edad, ese estado natural de los adultos que creías remoto en tu adolescencia, ya te alcanzó y no logras reponerte del golpe. Por eso, no importa que tu pelo brille o tu mirada despida maravillosos destellos azulados, vos sólo tenes ojos para esa rayita que se forma entre tus cejas cada vez que te preocupas. O para esos surcos en forma de abanico que se marcan sobre las sienes cuando sonreís. Verlos te angustia. Y angustiarte te arruga, con lo cual el círculo vicioso se potencia al infinito.

Por eso, es fundamental, primero, que dejes de mirarte tan parcialmente en el espejo y, segundo, que te informes sobre los tratamientos que retrasan el envejecimiento y borran arrugas, surcos y marcas de la edad. Para que el paso del tiempo deje de ser tu pesadilla.

Recuerda que además existen remedios y aceites naturales que pueden ayudarnos a combatir líneas de expresión y atenuar las arrugas. Entre los más importantes tenemos:

 

  • Aceite de rosas: El más conocido es el aceite de rosa mosqueta, aplicar todas las noches con el rostro limpio y tonificado.
  • Aceite de oliva: Es el que mejor se absorve en la piel, junto con el de argán. Puede usarse para limpiar la piel de impurezas y para humectar, especialmente en las zonas donde aparecen las arrugas, como los pliegues de la boca o debajo de los ojos.
  • Aceite de coco: antibacteriano, antifungico y nos protege de los radicales libres, puede usarse de la misma manera que el aceite de oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *