Un dolor repentino de rodillas

marzo 21, 2012 by admin

Dolor de rodillas: siéntese sobre el suelo con las piernas estiradas. Contraiga sus cuadríceps (los músculos de los muslos) durante unos 2 segundos y afloje. Repita cinco veces más. Esto causa que la articulación de la rodilla libere un líquido denominado fluido sinovial que lubrica la articulación y reduce el dolor. Luego, de manera lenta, comience a caminar nuevamente. Tome el resto de su caminata con calma prestando atención a la severidad del dolor. Si usted es novato en las caminatas aeróbicas, es probable que el dolor provenga de haberse exigido demasiado. Una buena regla para minimizar las lesiones es no incrementar la longitud de su caminata más que un 10 por cíenlo semanal.





© 2008 Mujer-actual.org | Todos los derechos reservados.